No soporta Object

Reconocen el derecho de las parturientas a opositar en condiciones de igualdad

1 de abril de 2014

El Tribunal Supremo da la razón a una mujer que no pudo examinarse porque dio a luz un día antes del examen.


El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de instancia y ha dado la razón a una joven que pidió a la Junta de Castilla y León que le hicieran el primer examen de la oposición de enfermería en su casa o en el hospital porque dio a luz un día antes de la prueba. La administración rechazó esa posibilidad y el alto tribunal considera que de esta forma se vulneraron los derechos fundamentales al acceso en condiciones de igualdad a cargos públicos y a la no discriminación por razón de sexo.

Rosa se preparó los exámenes para acceder a una plaza de enfermera en Castilla y León. La fecha del primer examen se señaló para el 30 de noviembre en León pero ella no pudo asistir. Residía en Burgos, estaba embarazada y tenía programado el parto un día antes. Por eso pidió que le hicieran la prueba en su casa o en el hospital pero la administración rechazó esa posibilidad. El Tribunal de Justicia de Castilla León primero y ahora el Tribunal Supremo le han dado la razón.

Dice el alto tribunal que el acceso a cargos públicos en condiciones de igualdad y la prohibición de discriminación por razón de sexo "se proyectan sobre la maternidad" y que, en este caso, "al tribunal calificador se le presentó una solicitud dirigida a restablecer las condiciones de igualdad y podía haberla acogido o establecer cualquier otra como el aplazamiento del ejercicio para evitar el perjuicio que sufrió la recurrente".


Publicado o 01/04/2014 en www.cadenaser.com

Ligazón permanente