Xustiza y acercar posturas

4 de febrero de 2018


Por Ignacio  Bermúdez De Castro
Publicado en La Voz de  Galicia - 3.2.2018-

Respecto a la más que justa reivindicación salarial de los sindicatos encaminada a que los funcionarios de Justicia gallegos dejen de ser de los peor pagados del país en su sector, la Xunta hace oídos sordos. O lo que es peor, pues se limita a sacar de monedero y ofrecer calderilla para de ese modo intentar frenar la huelga indefinida que los trabajadores afectados por el conflicto anuncian que tendrá comienzo el próximo día 7.
Tómense en serio el problema en la Xunta los responsables del área, que la cosa no es para menos. Quien presente hoy una demanda le será señalada la primera comparecencia para dentro de varios meses. Por lo cual, imagínense el caos que produciría la anunciada huelga en las agendas de señalamientos de los juzgados, ya de por sí habitualmente colapsados. Y no culpen desde el Gobierno gallego a los funcionarios de mantenerse en posturas del todo intransigentes. En absoluto lo son. Pretenden estar igual de pagados que sus compañeros en puestos equivalentes que desempeñan sus funciones en el resto de la comunidades autónomas. Y aceptar la propinilla que la Xunta les ofrece en estos momentos diría muy poco de los líderes sindicales y del colectivo en general.

Reconozcamos el mérito de estos trabajadores que, a pesar de perder cada día de huelga un dinero que les resulta fundamental para llegar a fin de mes, han decidido que por encima de todo está la dignidad. Solo pretenden ser igual al resto de funcionarios españoles, y eso no es mucho pedir.