No soporta Object

Vigo: Los juzgados ya no dan más de sí

21 de xullo de 2014

El archivo general está saturado y los expedientes se almacenan en pasillos y despachos 


Archivadores apilados en el penal número 1.
21/07/2014. El espacio de los juzgados ya no da más de sí. No solo falta sitio para meter más tribunales sino que, ahora, los magistrados deben aprovechar los pasillos, paredes, suelos y despachos para almacenar expedientes porque en el archivo general del sótano ya no cabe ni un alfiler. Y es que cada año, los jueces tramitan 84.000 casos nuevos y 5.000 demandas de ejecución de civil, y dictan 90.000 resoluciones, lo que sitúa a Vigo entre los tribunales con mayor actividad de España, por encima de 40 capitales y 22 provincias. Las paredes rebosantes de expedientes podría ser el argumento más visual para defender que Vigo conserve su partido judicial.

Ante tal carencia, los jueces, secretarios y profesionales de mantenimiento, han agudizado el ingenio para buscar huecos libres que les sirvan como improvisados archivos dentro del edificio de la calle Lalín y el de la Audiencia. Las estanterías crecen como setas por las paredes, en los lugares más insospechados: baños, pasillos por los que solo puede pasar una persona o los despachos del secretario. Y cuando toda la superficie queda agotada, no queda más remedio que repartir la documentación por el suelo.

Una simple visita a los dos edificios de la Audiencia permite observar los casos más sangrantes porque están a la vista de cualquier ciudadano. En el penal número 1 de Vigo, un centenar de archivadores con expedientes del 2007 al 2013 se apilan en el suelo a lo largo del pasillo, expuestos a los puntapiés del público. Desde hace meses, no quedan estanterías ni espacio para almacenarlos. Miles de carpetas con informes de ejecuciones de sentencias de penal ocupan la mayoría de los muebles, incluidas las sillas. Están tan faltos de espacio que usan los lavabos para acumular más legajos y rollos judiciales.

Los funcionarios confían en que avance el expurgo del archivo general que promueven la Xunta, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, la Audiencia de Pontevedra y el decanato de Vigo. Las autoridades ya han puesto en marcha un programa para eliminar las pruebas de convicción de juicios antiguos y expurgar la documentación de los pleitos de los años 80 y 90, lo que contribuirá a despejar superficie. Decenas de funcionarios trabajan desde la primavera para catalogar los viejos expedientes antes de que sean destruidos para dejar espacio a los nuevos. Aunque previamente, la comisión del departamento de patrimonio histórico de Galicia habrá de dar luz verde.

En el juzgado de instancia número 11 de Vigo, decenas de archivadores se amontonan sobre las mesas del vestíbulo de entrada. Muchos tienen fechas de años muy recientes pero no hay donde meterlos.

La mayoría de los juzgados de primera instancia han logrado que el equipo de mantenimiento le coloque estanterías metálicas de 9 pisos a lo largo de las paredes. Se han despejado los tablones de anuncios y las máquinas fotocopiadoras para hacer sitio a estos estantes con capacidad para medio millar de archivadores o más. Ese es el caso de los juzgados número 6, 7 y 8.

El juzgado de lo social número 1 de Vigo ha dado un paso más. El despacho del secretario alberga una estantería-mecano con 500 archivadores. El pasillo que va a los juzgados de refuerzo de lo social, está también a tope. Y en el mercantil, usan el cuarto de las escobas del ático como archivo.


Publicado en www.lavozdegalicia.es

Ligazón permanente